• ICIIN

LOS VALORES DE LOS ADOLESCENTES COMO AGENTES DE SU BIENESTAR


La destacada revista especializada Aula Abierta ha publicado, en su último número cuatrimestral de 2020, una investigación que ha contado con la autoría del profesor doctor Carlos Valiente Barroso, director del Instituto Clínico y de Investigación Interdisciplinar en Neurociencias (ICIIN), junto a los también profesores Marta Arguedas Morales, psicopedagoga que actualmente desarrolla su labor como PT (Pedagogía Terapéutica) en un centro público de Madrid, Marta Martínez Vicente, profesora de la Universidad Isabel I de Castilla, y Rafael Marcos Sánchez, director del Máster en Profesorado de la Universidad Internacional de la Rioja. El trabajo, que lleva por título Fortaleza psicológica adolescente: relación con la inteligencia emocional y los valores, recoge algunos de los resultados de una amplia exploración de campo obtenida en un centro educativo de Vallecas (Madrid), caracterizado por la presencia de alumnado inmigrante y/o con escasos recursos económicos. El estudio se enmarca dentro del espectro de la psicología positiva, una interesante visión que presta atención a la promoción y prevención de la salud mental como un fin en sí mismo, es decir, a la experiencia del bienestar psicológico; se trata de un enfoque orientado a mejorar la calidad de vida a partir del estudio del desarrollo de fortalezas, cualidades positivas y virtudes, enfatizando en las emociones positivas. Pues bien, los resultados cosechados muestran que cuanto mayor es la claridad emocional, reparación emocional, compromiso social y gratitud ante la vida, más elevadas son la autoestima, el optimismo y la tolerancia a la frustración. Al mismo tiempo, valores como la honestidad y el reconocimiento social son mayores cuando lo son también la autoestima y el optimismo. La responsabilidad y el valor de justicia e igualdad se relacionan directamente con el optimismo y la tolerancia a la frustración, variable esta última que mantiene relaciones directas con las conductas prosociales de los adolescentes; entre estos, los más optimistas son los que informan de mayor integridad y honestidad. Más aún, tras los análisis de regresión efectuados, es previsible esperar que la gratitud y el reconocimiento social ejerzan un efecto positivo tanto en la autoestima como en el optimismo. Se demuestra el carácter predictivo del factor reparación emocional en el optimismo y la tolerancia a la frustración, y como ésta es a su vez predicha también por la responsabilidad. Con todo, se reafirma la necesidad de intervenciones programadas en educación emocional, como pieza clave del desarrollo del bienestar personal y psicológico y, en consecuencia, de una adecuada salud mental adolescente.

376 vistas

Entradas Recientes

Ver todo